Tu Psicologa de confianza en Ponferrada
Estamos en:
C/ Los Luceros, 24 Ponferrada
Llamame
609 849 278
E-mail
info@soniamartinezpsicologa.com
De Lunes a Viernes
De 9:30 -13:30 y 16:00 - 19:30

UNA EMOCIÓN LLAMADA TRISTEZA

“ A veces me siento desprotegido, triste y desamparado. No sé por qué me siento así, si yo soy una persona fuerte. Tengo un buen puesto de trabajo y enfrento todos los días situaciones difíciles, pero en ocasiones me inunda la tristeza y no me gusta nada sentirme así”.

Éste es un testimonio muy común. Cuando somos niños, necesitamos un cuidador que cubra todas nuestras necesidades, sobre todo a nivel emocional. Pero qué pasa si nuestra madre está deprimida. Si esto ocurre así, no podremos compartir nuestra tristeza y lo que haremos será ocultarla, evitarla, enterrarla o negarla.
Si la tristeza que sentimos de niños no recibe consuelo ni reconocimiento, será entonces como el cauce de un río que tapiamos con compuertas para que no se abran nunca. Puede que lloremos, pero esto lo haremos a escondidas. Cuando somos niños, ver la tristeza en nuestros cuidadores es algo terrible, porque esa persona no podrá estar volcada a nivel emocional con el niño, aunque seguro que a ese niño no le falta de nada, pero no habrá resonancia y sintonía con la emoción del niño.

La tristeza es una emoción que nos retrae hacia nuestro interior, generando en los demás una sensación de distancia y esa distancia es intolerable para un niño, que lo que necesita precisamente es esa cercanía para su supervivencia. Cierto es que cuando somos niños, si no tenemos de quién aprender a regular, aceptar e integrar nuestra tristeza, entonces la evitaremos o la enterraremos dentro de nosotros mismos. Pero esas emociones que no nos permitimos sentir y dejar salir, se quedan dentro de nosotros para siempre, entonces una parte de nosotros se sentirá triste, pero la aislaremos para no sentirla, aunque dentro de nosotros siempre estará ese niño triste que nos negamos a ser.
Si estamos muy desconectados de esa parte, entonces no tendremos conciencia de todo esto y notaremos a veces una tristeza que no sabemos de dónde viene. Nos sentiremos pequeñitos, desamparados, abandonados y solos, como si fuésemos ese niño al que nadie consolará. Sólo si rescatamos a esa parte de nosotros y la reintegramos, sólo entonces podrá marcharse y fluir.

Éste es un ejemplo de por qué puede venir esa tristeza, habiendo otras posibilidades que puedan generarla también, pero eso sí, todo en la línea del apego con el cuidador principal.

depresion

Ansiedad

PAUTAS DE REGULACIÓN EMOCIONAL DURANTE EL COVID-19

 

La situación que estamos viviendo es insólita e inusual, por lo tanto es bueno protegernos del estrés, tanto durante el confinamiento como en los momentos posteriores a éste. De ésta manera el  autocuidado va a favorecer que estemos bien con nosotros mismos y en una mejor posición para poder ayudar a los demás. Por ello os voy a dar unas pautas para vuestro autocuidado emocional:

  • No negar nuestras emociones. Estamos viviendo una situación muy excepcional, una situación de amenaza, por lo tanto es muy común tener sentimientos de confusión, miedo, enfado, irritabilidad, culpa. Simplemente toma consciencia de éstas emociones y acepta que forman parte de la situación que estamos viviendo.
  • Es muy importante también que busques momentos en el día para poder hablar con personas cercanas y que puedas hablar de la situación actual y de cómo te estás sintiendo.
  • Respeta las reacciones emocionales de los demás, aunque sean muy diferentes a las tuyas y sean incomprensibles.
  • Pasa tiempo con familiares y amigos, aunque sea de manera virtual, actualmente tienes muchas plataformas a tu disposición para ello (skype, hangouts, whatsapp…..).
  • Realiza actividades que te relajen, como puede ser hacer yoga, meditación, estiramientos, leer, pintar, escuchar música. Actualmente dispones de mucha oferta gratuita para ello ( youtube, instagram…….).
  • Intenta desconectar en la medida de lo posible del tema de la preocupación, realizando otras actividades que te hagan sentir bien.
  • Tómate el tiempo que necesites para recuperarte, escucha tus necesidades y respétalas.
  • Y sobre todo recuerda que no estamos solos, formamos parte de una sociedad que actualmente nos puede ayudar a sostenernos y nos puede ayudar a lidiar con nuestras emociones, que podemos estar teniendo en el momento actual.

Espero que todas éstas pautas os puedan ayudar a seguir llevando esta situación de la mejor manera posible.

 

DEPENDENCIA EMOCIONAL

Es fácil confundir amor con dependencia, ésta última hace referencia a tener miedo a quedarse solo. Hay personas que piensan que ser dependiente de otra persona es señal de amor, pero realmente no lo es, si no que estamos ante un patrón vinculatorio patológico. Cuando existe miedo a quedarse solo estamos hablando de dependencia , no de amor, sería un amor desequilibrado en el que uno se quiere poco y no atiende sus propias necesidades, si no que única y exclusivamente las del otro.
El perfil de estas personas, es la inseguridad y la baja autoestima, es decir, se dicen que valen menos que los demás y su valía depende del exterior, mostrando también una preocupación excesiva por la imagen que dan ante los demás, en lugar de confiar en ellos mismo. También tienden a la autocrítica cuando no obtienen el reconocimiento que buscan en los demás, por lo que para evitar esto ceden su bienestar a otras personas, mostrando en ello una conducta sumisa.

Hay ciertos factores que se encuentran en la base de este tipo de rasgos, como pueden ser:
1) Haber tenido un apego inseguro, caracterizado por la sobreprotección, dependencia o
vinculaciones evitativas.
2) Haber sufrido traumas en la infancia.
3) Haber padecido o presenciado maltrato durante la infancia.
4) Haber tenido un progenitor con algún tipo de trastorno psicológico.

No es ser egoístas, si no que se trata de querernos a nosotros mismos y no desatender nuestras propias necesidades. Podemos hablar de dependencia sana si sentimos control sobre nosotros mismos y tenemos la libertad de decidir cuándo ceder y cuándo no.

IDEAS ERRÓNEAS SOBRE LA DEPRESIÓN

Con mucha frecuencia ante cualquier duda sobre nuestra salud o bienestar, tenemos la necesidad de buscar respuestas. Hoy en día y con las nuevas tecnologías, internet representa una herramienta de gran utilidad, dado que en ello encontramos cualquier tipo de información que busquemos. Pero ojo con ello, cualquiera puede escribir un artículo y publicarlo en la red.

Leer Mas